Sylvester Stallone y la costosa escena de riesgo que todavía mantiene el récord Guinness

Sylvester Stallone y la costosa escena de riesgo que todavía mantiene el récord Guinness

Los años 90 no recibieron a Sylvester Stallone por el camino del éxito que había transitado la década anterior. Había tocado la cima de Hollywood con Rocky y Rambo a través de sagas que los convirtieron en iconografía absoluta de su carrera, pero después de exprimirlos en multitud de secuelas (alguna más repetitiva que otra), optó por abrir sus alas y probar suerte en la comedia.

El resultado fue desastroso con los fracasos de Oscar (1991) y Para o mi mamá dispara (1992), tanto de crítica como de taquilla. Pero entonces llegó una película que cambió su suerte: Riesgo total (Cliffhanger, 1993), una cinta de acción que esconde un récord histórico increíble pero que probablemente casi nadie conoce o recuerda.

Riesgo total se estrenó hace 30 años y fue el primer blockbuster en la carrera de Sylvester Stallone ajeno a las sagas de Rocky y Rambo. Logró recaudar $255 millones a nivel global y obtuvo tres nominaciones a los premios Oscar (Sonido, Efectos de Sonido y Efectos Visuales). Y si bien la película no era perfecta y generó división de opiniones entre críticos y la comunidad de escaladores a raíz del retrato irrealista que plasmaba en torno al deporte, no vamos a negar que cumplía su propósito como producto del cine de acción.

La verdad es que Riesgo total era un festín para los amantes del género, con secuencias de infarto no aptas para personas con vértigo, antes de que Fall (Vértigo) nos hiciera temblar las piernas en 2022 y mucho antes de que Tom Cruise se auto adjudicara el título de rey de las misiones imposibles. Y hubo una escena que precisamente lo demuestra.

La película la dirigió el finlandés Renny Harlin, quien disfrutaba de un buen momento en Hollywood después del éxito de Pesadilla en la calle del infierno 2: El amor de los sueños y Duro de matar 2 (1990) -que recaudó más dinero en taquilla que la primera entrega de la saga protagonizada por Bruce Willis-.

Riesgo total apelaba al impacto emocional para desarrollar una historia de culpa, redención y reconciliación entre dos amigos escaladores, pero bañada de acción en las alturas. Todo comenzaba con una tragedia cuando Gabe (Stallone) asistía en el rescate de su amigo Hal (Michael Rooker) y su novia Sarah (Michelle Joyner), después de quedarse atrapados en la cima de un pico montañoso. Pero durante el proceso, el arnés de Sarah se rompía y aunque Gabe intentaba salvarla, su mano terminaba deslizándose hasta caer al vacío. La escena era impactante.

No solo por el dramatismo y la desesperación de todos los personajes, sino también por el realismo visual en las alturas.

Los años 90 no recibieron a Sylvester Stallone por el camino del éxito que había transitado la década anterior. Había tocado la cima de Hollywood con Rocky y Rambo a través de sagas que los convirtieron en iconografía absoluta de su carrera, pero después de exprimirlos en multitud de secuelas (alguna más repetitiva que otra), optó por abrir sus alas y probar suerte en la comedia.

El resultado fue desastroso con los fracasos de Oscar (1991) y Para o mi mamá dispara (1992), tanto de crítica como de taquilla. Pero entonces llegó una película que cambió su suerte: Riesgo total (Cliffhanger, 1993), una cinta de acción que esconde un récord histórico increíble pero que probablemente casi nadie conoce o recuerda.

Riesgo total se estrenó hace 30 años y fue el primer blockbuster en la carrera de Sylvester Stallone ajeno a las sagas de Rocky y Rambo. Logró recaudar $255 millones a nivel global y obtuvo tres nominaciones a los premios Oscar (Sonido, Efectos de Sonido y Efectos Visuales). Y si bien la película no era perfecta y generó división de opiniones entre críticos y la comunidad de escaladores a raíz del retrato irrealista que plasmaba en torno al deporte, no vamos a negar que cumplía su propósito como producto del cine de acción.

La verdad es que Riesgo total era un festín para los amantes del género, con secuencias de infarto no aptas para personas con vértigo, antes de que Fall (Vértigo) nos hiciera temblar las piernas en 2022 y mucho antes de que Tom Cruise se auto adjudicara el título de rey de las misiones imposibles. Y hubo una escena que precisamente lo demuestra.

La película la dirigió el finlandés Renny Harlin, quien disfrutaba de un buen momento en Hollywood después del éxito de Pesadilla en la calle del infierno 2: El amor de los sueños y Duro de matar 2 (1990) -que recaudó más dinero en taquilla que la primera entrega de la saga protagonizada por Bruce Willis-.

Riesgo total apelaba al impacto emocional para desarrollar una historia de culpa, redención y reconciliación entre dos amigos escaladores, pero bañada de acción en las alturas. Todo comenzaba con una tragedia cuando Gabe (Stallone) asistía en el rescate de su amigo Hal (Michael Rooker) y su novia Sarah (Michelle Joyner), después de quedarse atrapados en la cima de un pico montañoso. Pero durante el proceso, el arnés de Sarah se rompía y aunque Gabe intentaba salvarla, su mano terminaba deslizándose hasta caer al vacío. La escena era impactante.

No solo por el dramatismo y la desesperación de todos los personajes, sino también por el realismo visual en las alturas.

La historia continuaba con un secuestro provocado por unos ladrones que estrellaban un avión del Tesoro estadounidense por accidente en plena montaña. Con la intención de salvarse y llevarse los 100 millones de dólares que iban en el aparato, los criminales envían una señal de rescate que Gabe y Hal responden, pero sin saber que el grupo pretende usar sus habilidades para que encuentren las valijas esparcidas en la montaña. Sin embargo, si bien la trama rozaba lo absurdo y algunos escaladores criticaron que la película creara una imagen insegura en torno al deporte, no podemos negar que las secuencias de acción transmitían un nivel de realismo impactante. Y ese realismo fue precisamente lo que hizo que Riesgo total fuera una película efectiva.

Sin embargo, la escena que se lleva la palma al realismo más increíble sucedía en el primer acto durante el robo del avión. Les hablo de una de las acrobacias aéreas más peligrosas y costosas jamás realizadas, con un doble que arriesgó su vida deslizándose entre dos aviones en el aire.

El especialista de dobles británico Simon Crane se encargó de la acrobacia, pasando desde un avión DC-9 a un Gulfstream JetStar más pequeño entre una tirolesa que se extendía entre los dos vehículos que viajaban a 240 kph y a una altitud de 4.572 metros (15.000 pies).

La secuencia de riesgo fue tan ambiciosa que, 30 años después, todavía mantiene el Récord Guinness al “truco más caro realizado en el aire”. A su vez, debido al riesgo que suponía tener a un ser humano deslizándose en el aire y entre dos aviones en movimiento, la escena costó un millón de dólares (alrededor de $1.923.515 cuando lo ajustamos a la inflación) y, según los datos de Guiness World Records, Sylvester Stallone ofreció reducir el millón de su salario con tal de rodar la secuencia.

Ensayaron la secuencia durante varios meses y la llevó a cabo utilizando una máscara protésica y un paracaídas oculto en caso de emergencia. La máscara era para protegerlo de los 90 grados bajo cero a los que se enfrentaba en las alturas y que podían adormecerle los músculos. Sin embargo, a pesar de todos los preparativos, algo terminó saliendo mal.

Si prestan atención en el video verán que Simon Crane de desliza entre los aviones mientras su cuerpo es sacudido por la fuerza del aire. Sin embargo, cuando llega al avión más pequeño no lo vemos entrar por la puerta. Esto se debe a un accidente inesperado que ocurrió en pleno rodaje. El plan era que el equipo técnico lo recibiera en la puerta del JetStar, agarrara la cuerda con peso y lo empujara hacia el interior del avión, pero cuando Crane llegó, una poderosa turbulencia lo desvió de su curso. “Reboté contra la puerta y salí de nuevo, y fue entonces cuando subí y me deslicé por el techo. Probablemente estaba a unos dos metros de los motores del Jet Star, lo cual era muy, muy peligroso” recordaba en el programa mencionado.

Crane logró sobrevivir al arrojarse hacia un lado del avión y abrir su paracaídas. Pueden ver el momento de infarto en este vídeo de AMC, a partir del minuto 1:15:

Ensayaron la secuencia durante varios meses y la llevó a cabo utilizando una máscara protésica y un paracaídas oculto en caso de emergencia. La máscara era para protegerlo de los 90 grados bajo cero a los que se enfrentaba en las alturas y que podían adormecerle los músculos. Sin embargo, a pesar de todos los preparativos, algo terminó saliendo mal.

Si prestan atención en el video verán que Simon Crane de desliza entre los aviones mientras su cuerpo es sacudido por la fuerza del aire. Sin embargo, cuando llega al avión más pequeño no lo vemos entrar por la puerta. Esto se debe a un accidente inesperado que ocurrió en pleno rodaje. El plan era que el equipo técnico lo recibiera en la puerta del JetStar, agarrara la cuerda con peso y lo empujara hacia el interior del avión, pero cuando Crane llegó, una poderosa turbulencia lo desvió de su curso. “Reboté contra la puerta y salí de nuevo, y fue entonces cuando subí y me deslicé por el techo. Probablemente estaba a unos dos metros de los motores del Jet Star, lo cual era muy, muy peligroso” recordaba en el programa mencionado.

Crane logró sobrevivir al arrojarse hacia un lado del avión y abrir su paracaídas. Pueden ver el momento de infarto en este vídeo de AMC, a partir del minuto 1:15:

Por secuencias realistas e históricas como esta, Riesgo total dejó huella en los archivos imaginarios del cine de los 90 junto a producciones emblemáticas de la era que llevaron la acción por terrenos innovadores como Contracara, El vengador del futuro o Punto de quiebre, que no abusaban de los efectos visuales o el CGI como ahora. Y es que Riesgo total aprovechó al máximo el realismo en todos los sentidos.

Por ejemplo, en la secuencia de la caída de Sarah, la actriz Michelle Joyner se colgó “de verdad” sobre el vacío del precipicio, respaldada por un solo cable que iba desde su arnés de escalada hacia arriba por adentro de su manga. Y luego su doble, Georgia Phipps, se dejó caer unos 400 pies hasta ser atrapada por un cable (LA Times). Además, la producción contó con varios escaladores profesionales que realizaron las secuencias de acción más arriesgadas en los Alpes Dolomitas en Italia.

Los más destacados fueron el estadounidense Ron Kauk, que estableció estándares para la escalada en el valle de Yosemite en la década de 1970, y Wolfgang Gullich, un héroe alemán que fue pionero en algunos de los ascensos más extremos del mundo antes de morir en un accidente automovilístico al concluir el rodaje a los 31 años (la película le dedica un homenaje en los rótulos finales).

De todos modos, al tratarse de una película de acción centrada en las alturas, Sylvester Stallone también entrenó para poder rodar algunas escenas antes de que los dobles concluyeran la parte más peligrosa. Por ejemplo, Stallone se colgó suspendido de la mano izquierda agarrándose a una repisa mientras colgaba en el aire. Lo que no vimos en la película es que había un cable de un octavo de pulgada de diámetro que lo protegía en caso de resbalarse.

Tres décadas más tarde y a sus 76 años, Sylvester Stallone se prepara para volver a este universo con un reboot que dirigirá Ric Roman Waugh (Agente bajo fuego, El día del fin del mundo). Según informan medios como Variety, el actor volverá a interpretar a Gabe Walker pero al igual que otros reboots de acción centrados en veteranos del género, se encuentran buscando a un actor nuevo que lidere el reparto y acompañe a Stallone (como hicieron con Creed o Duro de matar: Un buen día para morir, la última entrega de la saga de Bruce Willis).

Está por verse si pretenden superar u homenajear el legado de Riesgo total con su realismo de infarto, aunque es probable que no lo tengan tan fácil a la hora de sorprender a la audiencia 30 años después. Porque lo que hizo esta película en 1993 fue algo nuevo, arriesgado e impresionante, pero ahora estamos acostumbrados a ver a Tom Cruise elevando los niveles de riesgo hasta dejarnos boquiabiertos con cada película. Pero quien sabe… tal vez Sly sorprende de nuevo.

Visitas: 22

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Creatividad Internacional para añadir comentarios!

Participar en Creatividad Internacional

Libros – Editores

Creatividad Internacional es una red abierta, sin fines de lucro, donde no se tiene que registrar para ver su información y colaboraciones, hay +6,000 Foros de Discusiones sobre grandes escritores y cineastas; actualización diaria de noticias literarias y cinematográficas y +18,000 blogs con creaciones literarias de gran talento. 

Un espacio consolidado desde hace 15 años para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores. Los invitamos cordialmente a participar y ser parte de nuestra comunidad.

Ismael Lorenzo

Director, Creatividad Internacional

Robert Allen Goodrich, Subdirector

Liss Rivas Clisson,  Subdirectora

Alina Galliano R.I.P.

Jorge Dominguez, Carlos Rubio, Oscar Martínez Molina,  Eduardo Casanova

Consejo Editorial

_____________

PROGRAMACIÓN RADIAL DE 'CREATIVIDAD INTERNACIONAL'

ENTREVISTAS, CINE Y LIBROS,  CONVERSATORIOS  

756 Programas radiales, +86,600 visualizaciones en Youtube, Pags en FB, Twitter y en Instagram. 

___________

Creatividad Internacional' no se hace responsable por los contenidos y opiniones publicados por sus miembros. 

Somos una entidad sin fines de lucro. 

___________

La niña del zapato roto, de Griselda Roja

La niña del zapato roto

___________

El silencio de los 12

Ismael Lorenzo

'El silencio de los 12', narra las historias, en sus propias voces, de mujeres agredidas sexualmente, sus consecuencias y secuelas de estos abusos. Desde el Líbano hasta España, desde Francia hasta Italia

El silencio de los 12

Nueva edición revisada

__________

'Matías Pérez baila la Macarena

Ismael Lorenzo

La Pentalogía de los 'Matías Pérez', iniciada  hace un par de décadas: 'Matías Pérez entre los locos', 'Matías Pérez regresa a casa', 'Matías Pérez en los días de invierno', 'Matías Pérez de viaje por el Caribe', y 'Matías Pérez baila la Macarena'.  Disponibles en las Amazon.

MATIAS PEREZ BAILA LA MACARENA

____________

Amigos en Tiempos Difíciles'

Ismael Lorenzo

En este libro recién publicado 'Amigos en Tiempos Difíciles', Ismael Lorenzo describe las vicisitudes y pérdidas sufridas por la estafa que condujo a una orden judicial de desalojo y como muchos volvieron la espalda pero aparecieron otros

AMIGOS EN TIEMPOS DIFICILES

__________

PREMIO LITERARIO 'REINALDO ARENAS, DE CREATIVIDAD INTERNACIONAL 2023'

En el 2023, su 9va versión, el ganador ha sido Carlos Fidel Borjas.

_________

Libros de Ismael Lorenzo

_________

Ismael Lorenzo

‘Años de sobrevivencia’, es la continuación de las memorias comenzadas en ‘Una historia que no tiene fin', y donde se agregan relatos relacionados a su vida de escritor y a su obra 

Años de sobrevivencia

__________

Madame Carranza

Renée Pietracconi

La novela basada en hechos reales relatados por Josefina, tía abuela de Renée y añadiendo un poco de ficción para atraparnos en historias dentro de historia

Madame Carranza

_________

Casa Azul Ediciones

Súmate a la campana de promoción a la lectura 

TE INVITO A LEER 

Email: casazulediciones@gmail.com

'Creatividad Internacional', red de Literatura y Cine, un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores.

© 2024   Creado por Creatividad Internacional.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

VISITAS DESDE MARZO 5/09: