Muchas veces es inevitable disponer de sospechas que uno daría dinero porque no se cumplieran. En las recientes elecciones de Brasil felicitábamos la limpieza demostrada en su proceso y a su ganador, el señor Lula. Constatábamos el ajustado margen de ventaja, apenas dos puntos porcentuales, a su contrincante, el señor Bolsonaro y también insistíamos en la fragilidad de la democracia que, en cualquier proceso electoral, el circuito no se completa hasta que el candidato perdedor no reconoce y acepta la victoria de su adversario y lo felicita por su victoria. Este final no se había producido en el caso del señor Trump hace dos años y en Brasil, hasta el momento de nuestra crónica, tampoco. En la toma de posesión, hace unos días, el señor Bolsonaro había viajado a Florida y no impuso la banda de presidente al ganador, como era costumbre. También algo así había pasado en los EEUU y esas señales nos indicaban que podíamos esperar que no iban a faltar motivos de preocupación, reforzando la idea de la fragilidad del proceso, hasta el último momento.


En el caso de los EEUU, desgraciadamente, ya tuvimos ocasión de constatar el asalto del Capitolio y la toma del Congreso por una turba de seguidores de Trump y esta vez tampoco nos hemos equivocado en el caso de Brasil. Con ligeras variantes hemos presenciado también el lamentable espectáculo de varios miles de personas entrando en la Plaza de los tres poderes: legislativo, ejecutivo y judicial, en Brasilia, reclamando al ejército que tomara el poder, una vez que el señor Lula había sido investido presidente. En ambos casos la imagen se parecía como dos gotas de agua. Se trataba de manifestar que no aceptaban los recientes resultados electorales, que se habían producido en ambos países, sencillamente porque no habían sido los que ellos esperaban. En ambos casos el resultado ha sido similar y significa un largo proceso judicial contra los sublevados y sin duda, con el alma en un hilo, hasta ver cómo termina, algo cuyo final debía haber sido el día que se proclamaron los resultados del escrutinio.


Desgraciadamente, cuando la toma del Capitolio, ya anunciamos que la mayor repercusión de aquella algarada insólita en EEUU, que siempre alardeaba, con razón, de la solidez de su democracia, no era la algarada en sí, con el lamentable espectáculo que se mostraba en directo al mundo entero, sino el altísimo valor simbólico de que no había un proceso electoral que se pudiera concluir en paz con suficientes garantías. No hemos tenido que esperar mucho para contemplar la demostración de que aquella barbarie se podía repetir en cualquier país del mundo sin que la garantía de un largo proceso de limpieza electoral fuera capaz de cerrar pacíficamente el ciclo. El efecto ejemplarizante, en este caso, para que conozcamos lo que no se debe hacer, ya fue importante en EEUU. Ahora, con la demostración palpable de que Brasil tampoco se ha librado de tan vergonzantes manifestaciones, el efecto se multiplica sin duda, una vez que los dos países más grandes y emblemáticos de América, han mostrado con toda claridad su fragilidad y el mundo entero lo hemos presenciado en vivo.


Ya se llevan dos años de investigación en el caso de los EEUU y se ve que el proceso dista mucho de estar concluido. Ahora hay que poner en marcha un proceso parecido en Brasil y supongo que se prolongará en el tiempo con una investigación exhaustiva, persona a persona, de las responsabilidades contraídas en ambas asonadas. El rigor de la justicia debe ser exquisito a lo largo de toda la investigación y en el posterior juicio, cuando se celebre en su momento. Porque, a pesar de los tropezones tan significativos, a los dos procesos electorales que nos abochornan, el rigor de la justicia, con todas sus garantías, debe ser el que termine imponiéndose y dictando sus justas sentencias. Pero la historia es muy amplia y, para colmo de nuestras desdichas, no faltan ejemplos en los que la sinrazón se ha terminado imponiendo y tratando de hacernos creer que la verdad es mentira y que no hay más resultado que el que la fuerza impone. No quiero ni pensarlo.

Visitas: 50

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Creatividad Internacional para añadir comentarios!

Participar en Creatividad Internacional

Libros – Editores

Creatividad Internacional’, es una red abierta, sin fines de lucro, donde no se tiene que registrar para ver su información y colaboraciones, hay +6,000 Foros de Discusiones sobre grandes escritores y cineastas; actualización diaria de noticias literarias y cinematográficas y +18,000 blogs con creaciones literarias de gran talento. 

Un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores, ya por 15 años de fundada. Los invitamos a participar.

Ismael Lorenzo, Director, Creatividad Internacional

Robert Allen Goodrich, Subdirector

Liss Rivas Clisson,  Subdirectora

Alina Galliano R.I.P.

Jorge Dominguez, Carlos Rubio, Oscar Martínez Molina,  Eduardo Casanova

Consejo Editorial

____________

PROGRAMACIÓN RADIAL DE 'CREATIVIDAD INTERNACIONAL'

ENTREVISTAS, CINE Y LIBROS,  CONVERSATORIOS  

746 Programas radiales, +86,600 visualizaciones en Youtube, Pags en FB, Twitter y en Instagram. 

___________

Creatividad Internacional' no se hace responsable por los contenidos y opiniones publicados por sus miembros. 

Somos una entidad sin fines de lucro. 

___________

La niña del zapato roto, de Griselda Roja

La niña del zapato roto

___________

El silencio de los 12

Ismael Lorenzo

'El silencio de los 12', narra las historias, en sus propias voces, de mujeres agredidas sexualmente, sus consecuencias y secuelas de estos abusos. Desde el Líbano hasta España, desde Francia hasta Italia

El silencio de los 12

Nueva edición revisada

__________

'Matías Pérez baila la Macarena

Ismael Lorenzo

La Pentalogía de los 'Matías Pérez', iniciada  hace un par de décadas: 'Matías Pérez entre los locos', 'Matías Pérez regresa a casa', 'Matías Pérez en los días de invierno', 'Matías Pérez de viaje por el Caribe', y 'Matías Pérez baila la Macarena'.  Disponibles en las Amazon.

MATIAS PEREZ BAILA LA MACARENA

____________

Amigos en Tiempos Difíciles'

Ismael Lorenzo

En este libro recién publicado 'Amigos en Tiempos Difíciles', Ismael Lorenzo describe las vicisitudes y pérdidas sufridas por la estafa que condujo a una orden judicial de desalojo y como muchos volvieron la espalda pero aparecieron otros

AMIGOS EN TIEMPOS DIFICILES

__________

PREMIO LITERARIO 'REINALDO ARENAS, DE CREATIVIDAD INTERNACIONAL 2023'

En el 2023, su 9va versión, el ganador ha sido Carlos Fidel Borjas.

_________

Libros de Ismael Lorenzo

_________

Ismael Lorenzo

‘Años de sobrevivencia’, es la continuación de las memorias comenzadas en ‘Una historia que no tiene fin', y donde se agregan relatos relacionados a su vida de escritor y a su obra 

Años de sobrevivencia

__________

Madame Carranza

Renée Pietracconi

La novela basada en hechos reales relatados por Josefina, tía abuela de Renée y añadiendo un poco de ficción para atraparnos en historias dentro de historia

Madame Carranza

_________

Casa Azul Ediciones

Súmate a la campana de promoción a la lectura 

TE INVITO A LEER 

Email: casazulediciones@gmail.com

'Creatividad Internacional', red de Literatura y Cine, un espacio para exponer creaciones y opiniones a críticos, editores y productores.

© 2024   Creado por Creatividad Internacional.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio

VISITAS DESDE MARZO 5/09: